banner

banner
En nuestro Tarot con visa económico por visa, encontraras a nuestro equipo de videntes profesionales de tarot con visa, con pago por tarot visas baratas, y tarot rápido fiable económico visa, con un pago muy seguro garantizado y discreto sin nombres, es un tarot muy económico, para todos los bolsillos desde 4€, que en algún momento de nuestras vidas necesitamos ayudarnos sin esperas y una calidad inmejorable de servicios de tarot 806 barato, y nuestra videntes santera más solicitada con cita previa en Barcelona tanto presencial como por teléfono, María vidente real de nacimiento directa al grano sin rodeos con una capacidad extrasensorial excepcional para ayudar a las personas como médium, espiritista, santera se le pide cita por whatspp al 615271358 es muy buena vidente profesional tarifa de mari santera 30minutos 20€ y una hora 30€, se hacen entrega de poderes en la santería, coronaciones espirituales, y de regla santería yoruba, unión de pareja, limpieza de mal de ojos, problemas de pareja, endulzamientos de pareja, amarres, alejamientos, envidia, máxima confidencialidad y 25 años de experiencia nada de libros don natural de nacimiento, Amarres, cambios de vida, entrega guerreros, coronación espiritual y coronación de santera, misas espirituales, recogimiento de muertos oscuros, desarrollo en el campo espiritual con eggun de fundamento. Soy mari vidente de nacimiento santera hija de yemaya. Vidente Real de nacimiento, santera espiritista, Clarividente, Médium y profesora de tarot.

jueves, 5 de mayo de 2016

TAROT POR TARJETA VISA ECONOMICO 4€, FIABLE, BARATO, VIDENTE EXPECIAL DE NACIMIENTO


clarividente, Médium de nacimiento, Videncia Natural, vidente buena recomendada, vidente muy buena, videntes telefónicos, TAROT POR TARJETA VISA ECONOMICO, FIABLE, BARATO, VIDENTE EXPECIAL DE NACIMIENTO,



TAROT POR TARJETA VISA ECONOMICO, FIABLE, BARATO, VIDENTE EXPECIAL DE NACIMIENTO

María Vidente Medium Predicciones acertadas 100% para tu destino. Soy Vidente Tarotista y Consejera Espiritual, con más de 40 años de experiencia. Si deseas despejar tus dudas o no sabes que decisión tomar. Si quieres saber cómo te ira en el amor, el trabajo, los negocios, la empresa, los viajes, la economía y la salud. Todas tus inquietudes y problemas los puedes resolver a través de mi certero y preciso Tarot. Para poder guiarte a una solución requiero solo tu llamada- También visa, Ofertas de tarot económicas.





martes, 3 de mayo de 2016

Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos, videncia telefónica, videntes en Galicia

clarividente, Médium de nacimiento, Videncia Natural, vidente buena recomendada, vidente muy buena, videntes telefónicos,


Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos, videncia telefónica, videntes en Galicia


Mi abuela siempre me había dicho... “Por ley de vida, me iré antes y desde arriba te enseñaré todo lo que aquí no sé enseñarte” ... A los 16 días de llegar Fernando, murió la yaya... fue como tantas otras una muerte que también se me había anunciado... En la funeraria, aquel cuerpo inerte parecía decirme: no pasa nada, no estoy en esta vitrina, estoy junto a ti, justo había llegado a Barcelona, pocas horas antes de su entierro... y algo de mí se enterró también en aquella tumba, la abuela con un cojín de rosas de pitiminí como las que cada 22 de mayo recogía bendecidas el día de Santa Rita, aquel 18 de diciembre de 1974, se fue a reposar, junto a su marido en esa tumba que juntos se habían comprado, en C’an Tunis, junto al sol, mirando al mar, la que tantas veces había ella cuidado, y limpiado con esmero, con sus angelitos de mármol y sus jarroncitos de flores secas, pasó a ser su residencia definitiva... Definitiva. “No” sólo unos meses después, empecé a soñar con unos jardines, llenos de flores y estatuas y escalinatas de mármol, parecidos a los del Palacio de Fontalneblau, en que yo paseaba hasta un pequeño mirador, y allí la abuela, joven y vestida de blanco, me esperaba. Su sonrisa era de paz, y junto a ella me sentaba, mientras me contaba cosas y cosas... Yo escuchaba, con atención y después al sonar un silbato como las sirenas de las fábricas nos despedíamos, pues se habían terminado las horas de visita. Como admiro aún hoy la vida de aquella mujer, de quien tuve la gracia de recibir tantos conocimientos. Fiel a su palabra, y trascendiendo a la muerte, la yaya seguía fortaleciendo mi alma... Las visitas duraron años hasta que en la última de ellas en lugar de aquella hermosa mujer, sólo encontré una calavera, al mirarla me dijo... “ya sabes lo que tenías que saber, ahora solo falta completar mi ciclo, he de volver a nacer, dentro de la misma familia y vivir medio año, luego moriré y ya mi alma se irá a Venus, otros seres, tus ángeles, cuidarán de ti... reza cada día” Lo que antes era paz, ahora fue un desespero (¡como podía hacernos esto! “nacer y morir en medio año”, al despertarme corriendo llamé a mi hermana, rogándole que no se quedará embarazada y que avisase a las primas, ingenua de mi, creí que yo podía torcer los destinos cósmicos, lo único que logré con mi actitud, fue que no se me comprendiera. Al poco tiempo en la familia que residía en Francia, nació un niño, nunca sus padres (los que antes fueron sus nietos), pudieron tener al niño en brazos. Sólo nacer fue a una incubadora, y allí en el hospital de Montpellier, murió a los 7 meses. No me atreví nunca a ir a verlo, además esta muerte, me llevó a lo que fue mi primera gran Depresión. Ni mi marido ni los niños podían aliviar aquel gran vacío en que me sentía. Ahí si que visite el infierno, no en llamas y con diablos de rabo y cuernos, sino el experimentar el gran vacío interior, que nada ni nadie, puede llegar a llenar... yo misma era un peligro para mí y así, evitándome mientras paseaba por la bendita montaña de Portol, encontré frente a mis pies, una larga y hermosa piel de serpiente. Toda la etología que había leído, para algo tuvo que servirme. “La serpiente se arrastraba por el suelo, con una piel que ya no le sirve, y entonces para poder seguir su camino, debe sacársela con todo su dolor, para que otra piel nueva y elástica le facilite el camino”. Aquella piel, me salvó la vida... dolería mucho, seguro, pero si la serpiente podía... yo seguro que también. Por entonces ya sabía que el efecto de la isla no nos permitía ampliar demasiados horizontes (de ahí la palabra aislamiento) de ahí que un avión me llevó a Ibiza y en pleno paseo por Vara del Rey y con el régimen franquista, una octavilla en un quiosco, me invitaba a leer... “EL DOMINIO DE LA VIDA”... ¡“Oh Dios, que grande eres”, ese título, llenaba todos los espacios vacíos de mi interior... qué buscaba yo más que dominar mi vida!! Y vaya si lo logré, de vuelta a Mallorca conecté con Rosacruces de Amor y en reuniones semi-clandestinas mantrams y meditaciones, estudiando en el hueco de un armario empotrado donde ubiqué lo que sería mi Sanctum para que no estuviese a la vista de ojos indiscretos, ni al alcance de mis niños, empecé una nueva andadura de camino interior. Tenía 33 años... El Cristo, encontraba en su corazón el lugar donde asentarse... no fue fácil, pero tampoco difícil, la constancia y los grandes maestros, me ayudaron... mis hijos... mis otros grandes maestros en esta vida, seguían creciendo y con ellos iba creciendo espiritualmente yo, juntos los tres emprendimos nuestra cruzada de ayuda a los necesitados. Fueron al principio casos del vecindario, mis hijos iban con bandejas de comida a servirlas a viejecitos y viejecitas semi-abandonados y de escasos recursos... La época en que ellos vivían su infancia fué una de las más felices para mí, pues entre juegos y actos nobles, llenaron muchas “lagunas” de las que había en mi vida. Ahí escribí mi primer cuento, que no resisto la tentación de relataroslo:

domingo, 1 de mayo de 2016

Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos, videncia telefónica, videntes en Galicia



vidente buena recomendada, vidente muy buena, Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos,




Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos, videncia telefónica, videntes en Galicia
En mi familia se nos dieron unas circunstancias muy aptas a la situación... la abuela, todo lo encontraba lógico y normal, y eso hacía que cualquier circunstancia que ocurriera fuera de lógica ella fuese poco a poco, llamándola de luz, hasta que para mí llegó un momento en que todo se volvió natural. 1966 Mallorca tiene para mí, una vibración espiritual muy fuerte, con amigos lo hemos comentado y todos lo creemos así. Con 21 años me casé y tuve que sufrir en esta bendita tierra la incomunicación y la soledad. Mi marido, espiritual a su manera y muy profundo también, no pudo llenar el gran vacío que mi alma sentía, después mi pequeña Ana María, mi hermosa hija, con sus juegos y risas, fue llenando mi vida, pero todo y así era como si en la isla todo fuese más denso, hasta la vida misma se me hacía insoportable. Deduzco de aquella época la forja en que se moldearía mi existencia posterior. 1974, curiosamente, por una gran bajada de tensión al dar a luz a mi pequeño Fernando, quedé en coma... El rigor de la muerte entraba en mi cuerpo con un tremendo frío, tan intenso que helaba los huesos y la sangre... los dientes, como castañuelas, rechinaban entre sí, no podía controlarlo... Tanto frío... me hizo sentir tan mal, que una fuerza extraña me invadió y como si me desprendiese de mi propia piel, salí disparada hacia el techo del quirófano, allá no hacía frío y me sentía flotando en una armonía infinita. Una luz, que no era ningún foco de allí, me invadió, la luz vino hacia mí, o yo fui hacia ella, pero todo se volvió paz... Paz que me llevó hacia un lugar desconocido donde un ser, vestido con túnica blanca me saludó y me dijo que no podía seguir adelante, pues no llevaba los requisitos completados. “Mira tus manos” (me dijo) “Están vacías”. Las palmas de mis manos extendidas aparecían ante mí a la vez que replicaba: “Vacías sí, pero limpias”, “no he matado, ni robado, “están limpias” “están limpias”. El ser como si no me escuchase seguía “Para entrar, has de traerlas llenas de buenos frutos”. No sé cómo yo podía ser tan terca, pero yo seguía... “están limpias” “están limpias”, con estas palabras volví en mí, las 17 sustancias que el médico puso. en mi cuerpo reanimaron mi existencia... Me sentía muy bien... renovada y con ánimos para dar el último apretón y soltar así aquel niño, delgado y frágil que acababa de nacer. En aquel momento apareció en mi vida mi hijo Fernando.


viernes, 29 de abril de 2016

Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos, videncia telefónica, videntes en Galicia

 Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos, videncia telefónica, videntes en Galicia


Médium de nacimiento, clarividente, videncia natural, videntes telefónicos, videncia telefónica, videntes en Galicia

El verano de 1958, decidieron mis padres visitar a la familia de Murcia... los abuelos tenían una hermosa casa en La Ñora, con un precioso jardín... Mis tíos Anastasio y Amparo, eran jóvenes y alegres, y allí se respiraba mucha paz... Las noches eran tranquilas, enseguida mi tía me presentó una amiga suya y con ella y su hermano, viví una hermosa amistad de adolescente. Paseábamos por los bosquecillos cercanos y el chico me llevaba en su moto a contemplar los lugares más bellos de la zona, así una tarde, en uno de esos paseos, dimos con una laguna, plagada de animalillos y variada floresta. Era verano con los rayos de sol filtrándose a través de la arboleda, daba un aspecto mágico al lugar. Tirábamos piedras al agua, y yo miraba los círculos y chapoteos que originaban al chocar con la superficie, así una voz casi de niña, me dijo “Eso ya lo has hecho” ... estábamos solo Juanito y yo, la voz resonaba en mi cabeza... otro espíritu pensé... “no soy un espíritu” me dijo, soy tu misma en otra reencarnación... “oíste hablar de tu tía Sagrario, tenia un perro Tobi se llamaba Tobi... ¿recuerdas? Tobi, mi ilusión de tener siempre un perro, debió ser (dije) cuando estuve en Murcia la otra vez, cuando solo tenía tres años. “No, no te confundas...” soy Sagrario y tu eres mi nueva reencarnación... ¿Reencarnación, yo? No entiendo nada, encima la yaya Ramona estaba en Barcelona y no podía preguntarle nada de lo que significaba la palabra reencarnación, aunque si era lo que suponía... me asustaba muchísimo solo de pensarlo. De golpe, volví a mi estado normal y le dije a Juanito: “Llévame a casa”, pensé olvidarme de aquello, y realmente no volví a pensar en ello hasta que al dormir aquella noche, me vi niña de tres años... jugando con Tobi... él estaba loco conmigo... también era amiga de un caballo, al que hacía rabiar, hasta que un día se enfadó conmigo y cogiéndome por el volante de la manga del vestido, me alzó del suelo, y yo grité para que me bajase, luego era yo pero más mayor... 15 o 16 años... era muy guapa y me arreglaba delante de un tocador que no era el mío de casa, un vestido blanco, color hueso, con adornos de lazos azules, me daban un aspecto de princesa... alía de la habitación, la casa estaba ajetreada porque esperaban visitas una criada andaba regando las macetas del patio interior, no era la casa de mis abuelos, ni tampoco la de Barcelona, pero me dirigí a la criada y le dije: “Vete a vestir, yo terminaré de regar”, así sacaba agua del pozo y regaba las macetas, en eso estaba que me vi volar, no hacia arriba, sino hacia abajo... en un abismo oscuro igual que descendía, el chop del agua, me hizo emerger... allí... estaba yo con mi vestido de lazos azules... pero también estaba fuera del pozo, diciéndoles que no llorasen que yo estaba bien y no había pasado nada... pero no me oían... sin tantos detalles, otras veces había ya soñado que caía a un pozo. Me desperté sobresaltada... aquella voz siguió... tu padre de hoy, es mi hermano de ayer. Cuando de vuelta a Barcelona se lo conté a la yaya, ella sacó de su libro de oraciones un recordatorio..., sus ojos, su cara redonda, su pelo... eran los míos. Tardé muchos años en hablarlo con mi padre... pero él me escuchó atentamente y sólo me dijo que fue una tragedia muy grande... mi madre en cambio me contó que la abuela de Murcia le había pedido que me bautizara como Sagrario, pero ella prefirió ponerme el nombre de su bisabuela Dolores. También ahí tarde muchos años en comprender porque se segó aquella vida de adolescente, para volver a nacer al poco más de un año de aquella tragedia. Lo comprendí estudiando la Astrología Cabalística de Kabaleb, donde en el periodo que va desde 1938 hasta 1956, se da la circunstancia de que Plutón entra en el Sol, lo cual representa una regeneración... y la llegada al mundo de almas con una intensa necesidad de “laborar” en pos de la Luz... Época de grandes cambios, donde una juventud embelesada en las canciones de los Beathles queríamos hacer el amor y no la guerra... amando la naturaleza y respetando a los animales... ¿acaso ese no era el propósito de Francisco de Asis...? “Su hermano Sol, hermana Luna” el “Señor haz de mi un instrumento de tu paz” fueron claves que el tiempo me fue regalando a la vez que pasaba de una adolescencia hacia una madurez.